El PSPV denuncia el cierre del comedor social de Benicarló en septiembre

El comedor social de Benicarló cierra sus puertas del 1 al 15 de septiembre.

Actualmente 140 personas están disfrutando de una comida al día gracias a la gestión, trabajo y colaboración de Cáritas y de un grupo de voluntarios que durante estos meses de verano han dedicado su tiempo y esfuerzo para poder ofrecer una comida diaria a aquellos vecinos de Benicarló que, por diversos motivos, atraviesan situaciones socioeconómicas graves o se encuentran en riesgo de exclusión social. Por lo tanto estamos hablando de un servicio fundamental y básico para muchas familias, sobretodo cuando hablamos de los más pequeños y los ancianos, ya que en ocasiones la comida que reciben en el comedor social es la única comida caliente que reciben a lo largo del día.

Ahora este servicio se verá interrumpido durante dos semanas. ¿Qué hacen estas familias durante 15 días? Parece que alguien se olvida que durante estos  días habrá gente que no podrá acceder a un plato de comida decente.

Desde el PSPV, nos parece inaceptable la falta de planificación mostrada por parte de la Concejala de Bienestar Social, Sarah Vallés, en este tema que ha tenido los meses de julio y agosto para planificar el nuevo curso y comenzar el 1 de septiembre a ofrecer de nuevo el servicio a los usuarios.

Esta situación se repite cada verano con el agravante de que cada año nos encontramos con más familias afectadas por este cierre.

Pero sobre todo nos parece una falta de empatía, y humanidad por parte de un equipo de gobierno que da la espalda a aquellos sectores más necesitados y el desinterés en atender y ofrecer de forma continuada un servicio básico como es el comedor social. Hace ya demasiado tiempo que el equipo de gobierno encabezado por Marcelino Domingo se rige por la ley del mínimo esfuerzo, sin entusiasmo ni interés por la gobernanza municipal, movidos sólo por la inercia, mientras que los benicarlandos, como los voluntarios del comedor social, dan sobradas muestras de compromiso con su pueblo.

 

 

 

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *